Month: March 2014

El Oscuro Secreto de Poison

Poison es un personaje veterano en la historia de los juegos de video. Su primera aparición la hizo en el muy popular juego de CAPCOM titulado Final Fight de 1989.

Hasta hace poco tiempo, Poison siempre había sido un personaje secundario; el típico personaje de relleno. A pesar de aparecer en varios juegos, nunca había tenido mayor prominencia. Actualmente es un personaje activo en el juego de pelea Street Fighter X Tekken, y su figura ha atraído muchas miradas de parte del público masculino. Especialmente la mía.

Image

Por si alguien no sabe quién es Poison, aquí una imagen muy ilustrativa

Por supuesto, con la capacidad limitada de los 16 Bits presentes en los años ochentas, la apariencia de Poison era bastante más modesta. Pixeles más, pixeles menos…

Image

Aquí vemos a Poison tal y como aparecía en su juego de origen, Final Fight

Poison prometía ser un personaje destacado en cualquier juego que se le pusiera. Pero los problemas culturales le complicaron la existencia esta mujer de pronunciadas curvas. Su permanencia en el mundo de los video juegos estaba en entredicho.

En este juego, Poison formaba parte de una organización criminal conocida como Mad Gear. Como este juego es de la categoría “Beat ‘Em Up”, llegado el momento había que enfrentarla y la manera de eliminarla era pues, obviamente a través de una buena paliza. Muchos golpes. Debido a que el mercado japonés y en general su cultura ha sido más abierta que el mercado y cultura americanos, hubo una gran preocupación por presentar a Poison en la versión del juego para Norteamérica, pues se podría juzgar su rol en el juego como el de una víctima del maltrato contra las mujeres. Por ridículo que pueda sonarnos esto, todas esas consideraciones deben tomarse en cuenta antes de exportar un juego de video. No debe ofenderse a nadie que no esté preparado para un contenido grotesco. No solamente Poison tenía problemas, sino su inseparable compañera de rol en este mismo juego, la también mujer, Roxy.

Image

Roxy atacando a Maki (quien aparecería hasta Final Fight 2) mientras Poison observa con una maliciosa mirada. No cabe duda, los video juegos pueden hacer volar nuestra imaginación

La solución más sensata en ese momento (según los desarrolladores del juego) era convertir a Poison en lo que en inglés se conoce como un “newhalf”. Newhalf es el término americano que sirve como traducción al vocablo japonés “Futanari”. Básicamente, en Japón un Futanari es una persona con una condición de androginia, o hermafroditismo. En términos sencillos, Poison era una mezcla de hombre y mujer, con la apariencia exterior de una mujer sumamente atractiva y curvilínea pero con un paquete sorpresa incluido en medio de sus piernas. ¡Tremenda sorpresa! De esta forma, y partiendo de sus características masculinas, ahora era totalmente justificado golpearla en la cara con un palo o a puño cerrado para castigarla por sus inmorales hábitos de travesti. O sea, una hermosa mujer se convirtió en un transexual para complacer los estrictos estándares morales de occidente. Así funciona el mundo. Hay que complacer a todos.

Image

¡Mucho cuidado Cody; ya Poison no es tan frágil como crees!

Image

El manual del juego en su versión japonesa claramente presenta a Poison como un futanari. Y ojo con el nombre de uno de los villanos más abajo: “Holly Wood”. Quienes hayan tenido el placer de jugar los ‘Beat ‘Em Ups’ de Capcom reconocerán estos incoherentes pero siempre deliciosos nombres. Ay Dios, ¡qué tiempos aquellos!

A pesar de que el juego en su versión japonesa incluía a las atractivas Poison y Roxy siendo golpeadas hasta el límite de la ley, y reconocía su particular género sexual en los manuales del juego, la versión norteamericana presentó a dos nuevos personajes para sustituir a esas polémicas mujeres. Billy y Sid, dos tipos que no inspiraron miedo alguno hicieron su debut en la franquicia sin pena ni gloria. Estos dos aburridos modelos se sumaron a la extensa lista de personajes que sin razón aparente impedían el paso a los siempre incansables Cody, Haggar y Guy.

Image

Tanto Guy como Cody fueron introducidos al mundo de Street Fighter en la saga alternativa “Street Fighter Alpha”, e incluidos en Super Street Fighter IV. Se especuló mucho que el nuevo jugador prometido para Ultra Street Fighter IV sería sin duda alguna Haggar, pero lamentablemente Yoshinori Ono ya confirmó que no será Haggar quien complete el roster. Es una pena. Me encantaría partirle la madre a Zangief con el bueno de Haggar.

Image

Mientras tanto, Poison entró en el universo Street Fighter en el excelente juego Street Fighter X Tekken. Un muy completo crossover que no puede faltar en la colección de los amantes de los juegos de pelea.

No fue sino hasta 1993 cuando Poison y Roxy finalmente hicieron su debut en las consolas de sobremesa de Occidente, a través de la versión de Final Fight para la consola Sega CD. Sin embargo, buscando minimizar cualquier posible controversia, dichas mujeres fueron rediseñadas: se les presentó con camisas y shorts más largos y con ello les dieron una apariencia más de mujeres decentes y menos de prostitutas callejeras.

Image

No importa si Estados Unidos es el primer productor de pornografía del mundo. Los occidentales somos todos muy decentes y muy morales. Las mujeres tapaditas y los hombres muy correctos y juiciosos.

Curiosamente, en 2005 CAPCOM compiló algunos juegos clásicos para máquinas recreativas en una colección que tituló Capcom Classics Collection para las consolas de Playstation 2, PSP y Xbox. Lo curioso del caso es que cada uno de los juegos en esa compilación tiene un menú de extras que se desbloquea cuando se completa cada juego. Entre las extras disponibles para el juego de Final Fight, se puede leer una pintoresca biografía de cada uno de los personajes del juego, incluida por supuesto la de Poison.

Image

Si CAPCOM reconoció públicamente en Occidente a Poison como un travesti, ¿por qué entonces en las primeras versiones del juego para Norteamérica aparecieron los aburridos Billy y Sid?

Image

Poison, tal y como aparece en Street Fighter X Tekken. ¿Les parece que ella es un travesti?

Ni siquiera CAPCOM puede decir con total seguridad quién o qué es Poison. Por un lado, dicen que el sexo de Poison es ambiguo. Por otra parte, es un travesti. En Japón, inició como una mujer. Pero luego, era un futanari, o sea, una mujer en todo sentido pero con genitales masculinos. o sea, un hermafrodita.

Como aficionado a la extensa lista de féminas de hermosas curvas que inunda el mundo de los video juegos (Lara Croft, Chun Li, Cammy, “Poison”, Mai Shiranui, Kitana, Jade, Tanya, Sareena, Belladona, Sophitia, Xianghua, Christie Monteiro, Asuka Kazama, Kazumi, etc, etc, etc…) debo confesar que me sentí muy decepcionado al conocer (no hace mucho tiempo) la verdadera historia de Poison, quien ahora resulta ser la figura más perfecta de una mujer con curvas asesinas en cualquier juego de Street Fighter a la fecha. Y todo esto, por la estúpida idea de quedarle bien a los conceptos morales que censuran golpear a una mujer. Seamos sensatos. Por supuesto la violencia es censurable, especialmente si es contra las mujeres. Pero creo que a CAPCOM se le complicó mucho el asunto de la identidad de Poison, al punto que se le salió de sus manos. Tratando de tapar una mentira con otra, y otra, y otra. CAPCOM resume la existencia de Poison de esta manera:

Image

Se supone que el género de Poison es ambiguo. ¿Ah?

¿Por qué esto? Muy simple. Después de muchos años de existir (1989-2014), hay mucha historia alrededor de este personaje. Ya existen manuales impresos que hablan de la calidad de “newhalf” de Poison. Además ya existe todo un fan-base masculino acostumbrado a la belleza de Poison y muchos de ellos (como yo) son gamers casuales que difícilmente hayan investigado hasta la saciedad el contenido de un manual de un video juego de hace tantos años, y más aún si hablamos de manuales originales japoneses. Así que decir que semejante muchachota es un hombre, sería una inmensa decepción para muchos… y no es broma. Por lo tanto, la opinión de CAPCOM al respecto es por demás complaciente, pues le da al expectador una imagen de la mujer perfecta, pero no dejando de lado en sus textos quién es ella en realidad. Algo así como… “Poison sigue siendo un personaje ambiguo para que cada quien la vea a ella como quiera”. Nada más sensato que esa posición, especialmente para quienes gustamos de “ella-él”. En mi caso particular, voy a hacer de cuentas que ella es mujer, y que todo lo dicho sobre ella no es cierto y voy a fingir que nunca escuché tales cosas.

Image

Yo sinceramente a ésto no le veo nada de ambiguo. Todo en su lugar, como debe ser.

Advertisements